jueves, 22 de noviembre de 2007

Quiero que la gente me odie

Por eso voy a empezar a usar camisetas sin mangas.

Voy a comprarme un Seat León negro y voy a gastarme una pasta en un equipo de música para que todo el mundo me oiga cuando pase.

Voy a hacer los castings de Gran Hermano.

Voy a dejar de ducharme y voy a decir con acento catalán que soy del barrio de Gracia.

Voy a dejar de trabajar y no me va a importar.

Voy a escuchar reaggeton en mi móvil y voy a obligar a todos los que compartan el vagón de metro conmigo a que lo escuchen.

Voy a ser el típico votante del PP retrógrado.

Voy a escupir en la acera.

Voy a gastarme los ahorros para amortizar capital de la hipoteca en viajar a Montmeló y animar a Fernando Alonso.

Voy a vestirme a lo gótico (esto en invierno, en verano las camisetas sin mangas).

Voy a contar chistes de negros, de gays y de mujeres.

No, mejor no.

Ya no quiero que la gente me odie.

1 comentario:

Cris dijo...

Iker...
si quieres decir con acento catalán que "sóc del barri de Gràcia", no acaba de 'pegar' mucho que escuches reaggeton, que vayas sin mangas en las camisas y el largo etc...
Los arquetipos, ya ves...

Un besote
Cris