martes, 16 de octubre de 2007

Todavía puedo quedarme sin palabras

Entre gilipollas y doble moral, llevamos una racha que ni el Athletic...

Pero lo de Jaime Mayor Oreja es algo indescriptible. No sé si estaréis al tanto, pero la entrevista que este troglodita concedió a La voz de Galicia no tiene desperdicio.

No sólo por lo que dice sobre la situación política actual, sino por lo que piensa de la anterior a la democracia.

Juzgad vosotros mismos.

Llevo tiempo insistiendo en que la estrategia del PP no sirve para ganar unas elecciones. Porque para ello, lo que se requiere es atraer al indeciso, no activar a unas bases que, en periodo electoral –y a poco que se les anime–, se ponen en marcha ellas solas. Y la táctica de ataque constante y agresividad machacona, en vez de ayudar a meter tu papeleta en el sobre a los que se lo están pensando, les retrae.

Y con intervenciones magistrales como la que hizo el domingo este que quiso ser lehendakari, difícil lo tienen.

Ya que estamos hablando del impresentable de Mayor Oreja (qué caro nos está haciendo pagar las burlas que sus compañeros de colegio le hacían en su Donostia natal por la casualidad de sus apellidos), no hay que olvidar que un tipo capaz de decir lo que dijo es uno de los que representa a España en el Parlamento europeo.

Esa es la idea que tiene el PP de Europa: pagar por los servicios prestados. Y así nos va a todos.

2 comentarios:

Cristina Perales dijo...

No sabía de la entrevista de Mayor Oreja... pero es que esto no tiene desperdicio. Supongo que la 'central' del PP no puede admitir de ninguna manera apariciones repentinas de algún Josep Piqué o Ruiz-Gallardón de turno y la solución es dar martillazos con las apariciones de estos 'personajillos'. En definitiva, gente que ha confundido el arte de la oratoria con la discusión y que en la vida entenderás qué significa hacer política.
Estoy en un punto de acuerdo con Mayor Oreja. A lo largo de su entrevista hace un apunte. Dice que los nacionalismos están siendo más extremistas. Da en la diana!!!! Pero yo especificaría aún más: el nacionalismo españolista acérrimo del que se congratulan estos personajillos... pero no sé si sólo son ellos, ahora se me viene a la mente el gran vídeo de los socialistas, sí, ese que intenta subrayar el progresismo del partido... pero eso es otra cuestión...

MalFet dijo...

No le veo en que peca Mayor Oreja en decir eso. Tampoco veo bien que se le insulte. A eso se le llama crítica destructiva porque va contra las personas y no contra los hechos o contra las ideas. A mi me parece su explicación perfectamente plausible. Si no os lo parece argumentar en lugar de insultar. Podíais comenzar a debatir un poco y dejar la oratoria vacía, la demagogia. Que se note que no sólo importan los votos; que también importa la prosperidad del país.

A mi un presidente que no sea nacionalista no me sirve. Quiero saber que está en el poder por los demás y no sólo por el mismo.
(umm, casi estoy criticando más lo que dice Cristina que lo que dice Iker)