martes, 29 de mayo de 2007

Ricardo Ituarte


Ese es el nuevo alcalde se Santurtzi. Y lo es con una mayoría absoluta que le permitirá desarrollar con holgura su programa.

La victoria de Ricardo es la victoria de una idea. De una idea muy buena: Santurtzi Polita (“Santurtzi bonito”). Y representa cómo, en medio de una tormenta de estrategias a nivel autonómico o nacional, es posible hacer política cercana y ganar con ella (o como dijo Iñaki Azkuna: “A la gente le importa más las aceras que las banderas”).

La celebración del pasado domingo por la noche también supone afirmar que un buen trabajo hecho por gente que sabe, que le echa horas y que mantiene su compromiso pese a perder su ilusión en algún momento (la campaña es muy larga), siempre sale rentable.

Para mí –que sólo intentaba echar una mano y espero no haber molestado mucho– ha sido muy constructivo haber trabajado en la comisión de comunicación, por todo lo que he aprendido y porque he podido comprobar que, en muchas ocasiones, la teoría no está tan separada de la práctica. Aunque sea tan voluntarista como la que hemos llevado a cabo.

Cuando se confirmó la victoria, todos hicimos el mismo chiste: “¿Y ahora qué?”. La mejor respuesta la dio Unai: ahora seremos la oposición más crítica a Ricardo. Hay cuatro años por delante, lo más importante es no precipitarse, contener la ansiedad de querer cumplir con Santurtzi cuanto antes, y hacerlo como se espera del nuevo alcalde.

Zorionak, Ricardo!

2 comentarios:

winimor dijo...

Aupa Iker,
Es una pena que no hayas podido estar antes con estos 6 piraos de la C.Comunication, nos hubieras sido de gran ayuda.
A veces la creatividad y las ganas por hacer superan con creces esos handicaps meramente económicos, morales, jerárquicos... No ha sido fácil, han sido muchas horas sin dormir, sin estar con la familia, sin salir de fiesta, estar atontada en el trabajo y hacer mil artimañas para que los jefes no se dieran cuenta, dejando de lado nuestro trabajo, armándonos de paciencia para no saltar a la primera de cambio con quien iba en tu mismo barco, una paciencia que desconocíamos tener en nuestro interior, muchos días sin respirar aire puro, planteándonos incluso llevarnos el portátil a la playa y currar allí, apoyándonos los unos con los otros en los momentos de bajón, compartiendo hasta el virus gripal que atacó por etapas a la Comisión, ja ja ja, y encima en el peor de los momentos...
Han sido momentos de verdadero stress porque nos han llovido hostias de todos los lados, pero al final a merecido la pena, no? Lo hemos conseguido.
Estoy super satisfecha con el curro que hemos hecho, y sobre todo estoy super orgullosa de haber estado en la sombra sin salir en la foto.
Ha sido genial currar con estos 5 colgaos. El domingo, los mejores abrazos que recibí y que más a gusto dí fueron los de ellos. (bueno y de algún coordinador que otro, ja ja)Les voy a echar mogollón de menos. Ahora estoy intentando adaptarme a la vida real. Buf que txunga y que coñazo es.
Bueno, ahora como dice Unai, tenemos que seguir ahí para ser los más críticos con el nuevo equipo. No les vamos a pasar ni una. No pueden irse de "rositas" ja ja!

Frikidu dijo...

Aupa Iker!
Entre tú y la buena de winimoooorrr habéis resumido bastante bien lo mejor de esta campaña: la ilusión con la que hemos trabajado!. Horas de esfuerzo común, de discusiones, pero también de buen rollo, de risas, de idas de olla que han acabado provocando las mejores ideas de la campaña!.Independientemente de cuáles hubiesen sido los resultados, todo el trabajo habría valido la pena tan sólo por el increíble espíritu que se ha creado en el grupo. Y lo digo con unos cuantos años de experiencia en política y comunicación.
Gente que, a estas alturas DE VERDAD cree en la POLÍTICA para mejorar su pueblo!! y encima le dedica horas y horas a trabajar sin cobrar ni un céntimo... dime tú si no tienen que ser de verdad unos frikis!!!. Que nunca perdamos este espíritu. No "maduréis" nunca!. Y gracias por tu entrega!!. Cada vez que nuestro pueblo de un paso en la buena dirección durante estos próximos cuatro años (y estoy convencido de que dará muchos!) nos cabrá el orgullo e haber colaborado en ello...