lunes, 16 de junio de 2008

Crónica postpartido


En este caso, la crónica debe transmitir que hay partido, como decía uno de los lemas del Think Gaur Euskadi 2020.

Un poco más tranquilo, un par de días y un largo paseo en bici después y atento a los medios, creo que es innegable, independientemente del partido que se considere cada cual (o si se considera sin partido), que el acto del BEC fue un rotundo éxito.

Y no sólo por las 15.000 personas que se dieron cita para presenciar un evento completamente novedoso (y arriesgado según para qué sensibilidades). También por la demostración de firmeza que eso significa en tiempos en los que la maquinaria mediática socialista se dedica a presentar un EAJ-PNV desunido.

Iñigo Urkullu y la organización tenían muy claro el mensaje que querían transmitir: que el suyo es un partido unido pero también con capacidad de adaptación a nuevos tiempos y circunstancias. Y personalmente, creo que lo lograron.

Insisto en que algunas fusiones culturales tal vez fueron de difícil comprensión para algunos/as afiliados/as, pero ya nadie duda de que lo importante es lo que pasará, no vivir con lo/el pasado. Y en el EAJ saben a dónde vamos: nuevos modos de comunicar, nuevas tendencias en imagen, nuevos medios como la zona blogger que emitía al mundo, en tiempo real, lo que pasaba en el BEC...

Y nuevos sabores como los pintxos Think Gaur o el chupito, pretendidamente suave y que no acabó de convencer a todos.

Ese puede ser, precisamente, el mejor ejemplo de lo que pasó: la necesidad de un sabor nuevo es obligada y constante, en el PNV y en el resto de partidos. Y en ocasiones, las nuevas combinaciones de ingredientes tradicionales sorprenden y desubican. Pero doy fe de que la gente repitió. Y doy por hecho que repetirá.

En la fotografía, Iñigo Urkullu habla a los 15.000 asistentes.

1 comentario:

pcso lotto results dijo...

I'm thankful with your blog it is very useful to me.